Un año termino y otro comienza y aquí estamos, dando la bienvenida al nuevo año, y elaborando nuestra lista de; “los que hacer”, nuestras metas de inicio de año, nuestros sueños. Es el momento de comenzar bien el año buscando una vida más sana, con más energía y felicidad. Una de las medidas que nos viene a la cabeza es el bajar de peso, perder los kilos ganados durante las fiestas o, durante el año, bajar "la barriguita", Limpiar nuestro cuerpo, desintoxicarlo, sanarlo. 

 

 

 

¿Desintoxicarlo?, ¿limpiarlo? …. ¿De qué?

 

Día a día estamos expuestos a millones de sustancias químicas a través del aire que respiramos, el agua que bebemos, los alimentos que consumimos, los productos de belleza que usamos, los diferentes químicos que utilizamos para limpieza, radiaciones procedentes de diversas fuentes de energía, artefactos electrónicos y hasta de la misma tierra. A esto debemos sumarle nuestro desecho digestivo y metabólico y el desecho metabólico de nuestro microbioma intestinal (este tema lo vamos a abordar en otra oportunidad) y para completar y terminar de tapar el caldo de cultivo de tóxicos, toxinas y desechos, tenemos a las psicotoxinas generadas por pensamientos negativos y los diversos episodios de estrés a los que estamos expuestos que liberan una cantidad de hormonas y otras sustancias que actúan como verdaderos venenos en nuestro cuerpo.

 

Nuestro organismo  es capaz de eliminar muchos de los químicos, patógenos y venenos de manera natural con los que usted podría entrar en contacto en el medio ambiente,  el organismo humano y especificamente el hígado,  es realmente muy eficiente en este proceso, sin embargo actualmente, estamos expuestos a una gran cantidad  de agentes tóxicos y una cantidad de enfermedades relacionadas con toxinas como lo es el cáncer, la disfunción autoinmune, trastornos cerebrales como el autismo, Alzheimer, Parkinson, trastornos nerviosos, depresión y problemas de aprendizaje,  lo cual puede superar la capacidad que tiene nuestro cuerpo de eliminar muchas de estas toxinas, almacenándolas en los tejidos y dando como resultado una multitud de síntomas, como pueden ser:  

 

·         Fatiga

·         Malestar digestivo 

·         Dolor de articulaciones

·         Depresión

·         Alteración en la regularización del azúcar

·         Problemas reproductivos en mujeres

 

 

Para hacer frente y ayudar a nuestro organismo a liberarse de estas desagradables y peligrosas sustancias químicas que acumulamos dia tras dia, hora tras hora,  es importante desarrollar un plan, una estrategia de lucha contra estos enemigos. 

 

Su organismo está perfectamente diseñado para limpiar y depurar miles de químicos, medicamentos y sustancias no nutritivas mediante mecanismos altamente eficientes, para apoyarlo en este proceso y  poder diseñar nuestro plan de limpieza y desintoxicación, debemos conocer dichos mecanismos, vamos a estudiarlos brevemente:

 

Los nutrientes (alimentos, aire, estímulos) y los tóxicos, entran a nuestro organismo por la piel, el sistema respiratorio, la boca y los sentidos (contaminantes sonoros, visuales, sabores, olores y texturas), al ingresar a nuestro cuerpo deben de ser tratados, procesados y eliminados, esta labor la lleva principalmente nuestro hígado mediante dos procesos de detoxificación llamados de fase I y de fase II.

 

En la primera fase intervienen el sistema de citocromos, un conjunto de proteínas llamado citocromo P450 son las encargadas de este gran proceso. Este conjunto de proteínas cataliza los tóxicos como los fármacos, tóxicos medioambientales (humo, metales pesados, etc.), transformándolas en  otras formas menos tóxicas para que puedan ser degradadas mediante otros procesos consecutivos a la fase inicial llamada conjugación o Fase II que facilitarán la excreción de los tóxicos a través de las diferentes vías disponibles en el organismo (orina, bilis, sudor, heces, etc.).

En esta fase se produce una gran cantidad de radicales libres como consecuencia de la biotransformación de toxinas a formas de más fácil eliminación, lo cual requiere una cantidad similar de antioxidantes para minimizar el efecto indeseable del exceso de radicales libres. No en todas las personas la función de este grupo de proteínas se da de igual manera, en algunos casos su función se verá disminuida y será más o menos eficiente, entre los factores  que pueden  influir en su función se encuentra la carencia de algunos nutrientes como ciertas vitaminas, minerales y anti oxidantes. Para estimular la producción enzimática de este proceso serán necesarios cofactores como algunos minerales y vitaminas entre los que destacan el zinc, el magnesio, el cobre, selenio, cromo, hierro, molibdeno y las vitaminas B (B1, B2, B3, B5, B6, B8, B9, B12) y vitamina C.

 

Detoxificación hepática y nutrientes esenciales

 

Cada fase de Detoxificación a nivel del hígado requiere de una serie de nutrientes, ahora vamos a ver de qué nutrientes se trata.

 

Fase I: Es importante ayudar a nuestro organismo a cumplir este proceso de limpieza y detoxificación, no debemos sobre cargar el sistema, sería como lavar un filtro con agua sucia. Durante esta fase debemos de seguir una alimentación hipo tóxica, suspender alimentos procesados o refinados, frituras, asados al carbón a altas temperaturas, edulcorantes artificiales como aspartame (ya que tiene matabolismo intestinal y hepático) (1) o sacarina  (excreción via renal), alcohol, cafeína, carnes rojas, cerdo y aves, bebidas energéticas, leche y lácteos, exceptuando el yogurt natural, embutidos y aderezos industrializados. Se recomienda consumir alimentos frescos, vegetales, verduras y frutas de la región, harinas de cereales integrales, leguminosas (lentejas, garbanzos, granos en general), semillas, bebidas de avena, arroz, almendras, coco, soya no OGM, aceite de oliva, algas marinas, pescado, se permiten los huevos ecológicos o criados en el campo, miel de abejas natural, alimentos fermentados (chukrut, kimchi, kéfir, miso, natto, kombucha). Se ha de preferir la cocina al vapor, wok, a la plancha  o al horno (a baja temperatura), se recomienda realizar cinco pequeñas comidas al día, beber abundante cantidad de líquido, no ingerir bebidas frías antes o durante las comidas.

 

Suplementos: El uso de suplementos nutricionales, vitaminas, minerales, fitoquímicos anti oxidantes, extractos de plantas y aminoácidos aportan poderosos nutrientes necesarios para la correcta función de las funciones metabólicas de limpieza y detoxificación en cada uno de los órganos implicados. Estos poderosos compuestos incluyen detoxificadores del hígado como el cardo mariano, diente de león, el boldo, jengibre, bioflavonoides y otros anti oxidantes, vitamina C, N-Acetil-cisteína, selenio, L-Glutation, rábano negro, cúrcuma, ácidos grasos esenciales y algunos tipos de algas entre otros.

 

Fase II: Esta fase del proceso de detoxificación se inicia luego que el hígado ha cumplido con su función de transformar las sustancias tóxicas del organismo en formas más inocuas para que puedan ser eliminadas por riñón, piel o la respiración.

 

Es una fase muy importante del proceso puesto que en ella se generarán gran cantidad de radicales libres y se movilizarán gran cantidad de metales pesados del organismo al igual que tóxicos inactivados y productos de desecho. En esta fase se dan varios procesos: conjugación, sulfoconjugación, sulfooxidación, conjugación de aminoácidos, metilación, acetilación y glucuronidación, y cada fase requerirá de unos nutrientes específicos para que sean realizadas de forma eficaz. Durante esta fase se continuará manteniendo la dieta, y se deben  incluir suplementos específicos para ayudar al organismo a terminar eficazmente el proceso de desintoxicación hepática.

 

Es importante incluir vegetales crucíferos en la alimentación (brócoli, coliflor,  coles) dado que su contenido elevado de azufre ayuda en el proceso de detoxificación hepática. (2)

 

 

Suplementos: Durante esta fase es fundamental introducir antioxidantes, quelantes de metales pesados, complejos de vitaminas y minerales, aminoácidos azufrados, incluir cilantro, alginato de sodio procedente de algas oscuras y magnesio, así como realizar de forma complementaria una detoxificación de riñones e intestinos. El aloe vera líquido, la clorofila liquida, la bentonita, jengibre y las algas marinas o kelp son de suma importancia en esta fase, sin olvidar incluir amino ácidos de cadena ramificada, (leucina, valina e isoleucina) implicados en procesos de detoxificación a nivel general y la l-glutamina, responsable del metabolismo del glutation, poderoso anti oxidante involucrado en el proceso de detoxificación (3,4) y el n-acetil cisteína y l-metionina implicados en el proceso de detoxificación de metales pesados.  

  

En una fase posterior se debe de realizar una depuración renal e intestinal, que además de contemplar una dieta libre de toxinas deberá ser suplementada con limpiadores renales e intestinales, dando así por terminada la detoxificación completa. Este tema lo abordaremos en nuestro próximo número.

 

Medicina Tradicional China.

 

Al abordar el tema desde el punto de vista holístico, no puedo dejar pasar conceptos de la Medicina Tradicional China que facilitan el equilibrio y limpieza de nuestro hígado. La medicina china es una medicina holística ya que entiende que no existen enfermedades, sino enfermos, tiene en consideración no sólo lo que sucede en el órgano afectado, sino también lo que sucede en todo el organismo, la manera de manifestarse, como responde a las influencias externas y a los estímulos del entorno.

Según la medicina China para equilibrar las energías del hígado, debemos reducir el exceso de “energía de madera” en el cuerpo. En la Medicina Tradicional China, los elementos también se asocian con los órganos del cuerpo. El elemento madera representa al hígado y vesícula biliar, y también se asocia con el sentimiento de ira o rabia. Si no podemos canalizar nuestras emociones, estas se acumulan y obstaculizan el flujo de energía a través del hígado y vesícula biliar, resultado: nos enfermamos.

 

El Hígado-Vesícula tienen funciones de almacenaje (sangre y de chi), desintoxicación, distribución, elección y ejecución de un plan vital. Esto puede realizarse por ejemplo a nivel físico (almacenando sangre), a nivel emocional (permitiendo su flujo libre), a nivel mental (decidiendo) y a nivel espiritual (desarrollando el sentido de nuestra vida). Todo esta interconectado.

Para lograr el equilibrio debemos permitirnos expresar nuestras emociones, marcar limites, atreverse a ser uno mismo, gritar,  bailar, realizar ejercicios de taichí, realizar ejercicio físico para drenar, depurar el hígado usando hierbas para armonizar el  Tiao He (balance digestivo/nervioso, optimizando la función del hígado y vesícula biliar), aquí encontramos hierbas y especies como: Bupleurum, typhonium, dang guí, canela, fushen sclerotium, entre otras. Debemos igualmente dejar espacio para  reflexionar o meditar. Delegar, soltar el control. Pensar y actuar, no tener demasiados temas abiertos sin resolución.

 

Para finalizar: Deberemos tener en cuenta que aquí se exponen algunas recomendaciones generales, siempre es necesario acudir a la consulta de un profesional que nos asesore y personalice los tratamientos. No todas las personas responden igual al realizar una detoxificación, porque para ello se han de tener en cuenta muchos factores importantes tales como: el estado de salud de la persona, nivel de intoxicación, fármacos que ingiere, estilo de vida, etc. Por lo tanto cada detoxificación deberá ser realmente adaptada a las necesidades de cada persona, deberá ser personalizada.

 

En nuestro próximo número continuaremos  el tema  y abordaremos el poder de los aceites esenciales en la limpieza y detoxificación, la microbiota intestinal, limpieza renal, limpieza de piel y limpieza pulmonar. 

 

Fuente

  1. Kostic and Dart, 2003. Metabolismo del Metanol

  2. Broccoli Boosts Liver Detox Enzymes. Written by: Michael Greger M.D. FACLM on July 18th, 2013

  3. Branched-chain amino acids and ammonia metabolism in liver disease: therapeutic implications. Nutrition. 2013 Oct;29(10):1186-91. doi: 10.1016/j.nut.2013.01.022. Epub 2013 Jun 4.

  4. Branched-chain amino acids and muscle ammonia detoxification in cirrhosis. Metabolic Brain Disease. June 2013, Volume 28, Issue 2, pp 217–220

  5. Nutrition Orthomoléculaire. www.Nutrition Orthomoléculaire.com

  6. Chinese Herbal Medicine: Materia Medica by Dan Bensky and Andrew Gamble

  7. Oriental Material Medica: A Concise Guide by Hong-Yen Hsu

  8. The Illustrated Chinese Materia Medica by Kun-Ying Yen

     

     

     

     

     

     

     

     

     

 

 

Please reload

Entradas destacadas

Limpieza y detoxificación Holistica

January 14, 2017

1/1
Please reload

Entradas recientes
Please reload

Archivo
Please reload

Buscar por tags
Please reload

Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square

Sigue a  Angel Gabet :

  • Facebook Clean Grey
  • Twitter Clean Grey
  • Instagram Clean Grey
  • YouTube Clean Grey

© 2023 por Angel Gabet. Creado con Wix.com